El Rey

Desde la lejanía
todo cobra un matiz
distinto.

El oscuro celeste
construye mi universo
y la luna
desfila honrosa
sobre mi rostro.

Soy un rey majestuoso.
Voy en mi carroza conduciendo
sobre el camino
de los ladrillos dorados.

A lo lejos
diviso unas luces:
es fuego
quien ciega y consume
lo que fue mi ciudad.
Es la devastación de mi reino.

Las nubes se burlan incesantes.
Son animales que vacacionan
en mi imaginación.

Esta carretera es incierta.
Conduzco glorioso
hacia la nada,
cargando con mis glorias pasadas,
altivo, majestuoso.

Desde la lejanía
ya no veo mi ciudad.

2 thoughts on “El Rey

Leave a Reply