A veces, nunca, pero siempre

A veces te siento
pero nunca te tengo
te escucho llegar
con pasos serenos
caminas en mí
pero no te detienes
no miras mis ojos
que a ti te persiguen
cuando corres o caminas
cuando lloras o criticas
o cuando sencillamente
te detienes y platicas

me siento ridículo
queriéndote como lo hago
suspirando y caminando
como la pluma en el viento
escuchando canciones
de esas patéticas
de amores perversos
ilusos y poco sinceros

pero la pregunta que impera
y que mi corazón revienta
sino al viento
a quién perteneces
porque aquí te apareces
sólo en canciones y poseía
en líneas mal escritas
sin orden ni presencia
y es que tu ausencia
aviva mi desespero

a veces no quiero
a veces no te siento
aunque nunca escucho
tus pasos en el viento
siempre te pienso
te escribo y te deseo.

Leave a Reply